Libertad para su confort

Libertad para su confort

La instalación de calefacción “centralizada por columnas”, una solución todavía muy difundida en los bloques de viviendas, presenta límites notables y crecientes, que en la actualidad se dejan sentir aún más en una época caracterizada por los elevados costes de la energía: Confort inadecuado debido a la imposibilidad de elegir de forma independiente cuánto y cuándo calentar su vivienda, costes extremadamente elevados de la “factura” energética y derroche energético inútil en perjuicio del medio ambiente.

Los sistemas de medición del calor y reparto de consumos permiten gestionar los sistemas centralizados mediante la instalación de dispositivos para regular la temperatura y medir el calor en cada vivienda, de forma independiente respecto al resto del edificio: además de una cuota fija, acordada por la comunidad, cada usuario solo pagará por el calor que realmente consuma.

La nueva tecnología digital “sin cables”, es decir completamente radiofrecuencia, desarrollada por Honeywell proporciona la independencia de regular, sin límites, el confort de cada hogar sin ninguna intervención invasiva, y con cualquier sistema de calefacción central. La combinación de evohome con repartidores de costes Honeywell representan la solución ideal para todos los edificios de viviendas.

Los repartidores de costes electrónicos instalados sobre el radiador permiten repartir equitativamente los gastos de calefacción de cada vivienda. En la pantalla de cristal líquido se muestran unos valores que, en función del tamaño y tipo de radiador, permiten calcular la cantidad de calor utilizada en el ambiente.

Cada repartidor transmite, en intervalos regulares, las informaciones a una centralita situada fuera de los apartamentos, normalmente en las escaleras. La centralita recoge las informaciones detalladas sobre el estado de funcionamiento de cada repartidor: consumos, anomalías, intentos de manipulación.

Como alternativa también está disponible una versión walk-by que permite leer directamente los repartidores sin utilizar centrales de recogida instaladas en el edificio.
Durante la temporada de calefacción un técnico especializado se encarga de recoger todos los datos correspondientes al consumo. Los datos recogidos de la versión walk-by o mediante centralitas (el denominado sistema AMR) permiten repartir los costes de calefacción para cada vivienda.
Para los administradores de fincas se trata de una herramienta fiable para repartir los gastos de calefacción de la manera justa según los consumos reales y no con arreglo a coeficientes fijos relacionados con la superficie, y esto sin ninguna molestia para la comunidad de vecinos.

 

Adquisición de datos vía radio

El sistema de medición radio AMR y Walk-By de Honeywell garantizan la máxima seguridad en relación a las emisiones electromagnéticas: la potencia de transmisión de un repartidor Honeywell es de 0,6 mW (la de un teléfono móvil es de 500 mW aproximadamente). Además, el tiempo de transmisión de los valores de consumo es inferior a 100 milisegundos.
AMR: El telegrama se emite 6 veces al día y la transmisión dura 0,05 segundos.
Walk-By: La transmisión del telegrama se realiza 4 días al mes y dura cerca de 0,06 segundos con intervalos de 2 minutos.

PARA MÁS INFORMACIÓN, DESCARGUE EL FOLLETO